Select Your Style

Choose your layout

Color scheme

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Del 1 al 7 de agosto se ha celebrado en más de 120 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna con la que se conmemora la Declaración de Innocenti , formulada por altos cargos de la OMS y el UNICEF en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.

En las diferentes campañas que ha realizado la OMS en favor de la promoción de la Lactancia materna destacan diferentes aspectos que pueden favorecer una Lactancia materna eficaz. En la campaña de 2015 hacía referencia a qué pueden hacer los legisladores, los sindicatos, compañeros de trabajo… y en la de 2016 cómo normalizar el amamantamiento en las situaciones cotidianas de la vida.

Sabemos que la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS la recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida; a partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos.

Se han descrito numerosos beneficios de la Lactancia Materna frente a la Lactancia Artificial tanto para las madres como para los recién nacidos, entre los que se encuentran:

Beneficios para las madres

1.Reduce el riesgo de depresión post-parto

2.Reduce el riesgo de anemia

3.Facilita el vínculo con el bebé

4.Ayuda a bajar de peso después del parto

5.Previene el cáncer de mama, de ovario y el riesgo de osteoporosis después de la menopausia.

6.Reduce el riesgo de sufrir diabetes e hipertensión en la menopausia

Beneficio para el recién nacido

1.Contiene todos los nutrientes que el bebé necesita para crecer y desarrollarse sano, fuerte e inteligente

2.Reduce la mortalidad infantil si son amamantados desde el primer día de vida, en un 45%

3.Reduce las infecciones y refuerza el sistema inmunitarios ya que contiene anticuerpos especiales que protegen el bebé contra infecciones respiratorias, gripe, asma, infecciones de oído, diarreas, alergias y otras enfermedades

4.Reduce el riesgo de malnutrición infantil5.Es de fácil digestión y evita el estreñimiento

6.Previene la obesidad, las alergias y posibles enfermedades crónicas